Sant Jordi 2018

El próximo lunes, sía 23 de abril, AMICU tendrá una parada de venta de rosas junto a la Rectoría.

Os esperamos. Una rosa un libro de regalo.

   AMICU ESTARA EN EL Nº 17 DEL PLANO

Uncategorized

Excursión de AMICU a Rupit

A las 8’30 horas salimos desde la Plaça del Mercat de Cubelles.

A mitad de camino paranmos a almorzar. Después nos dirigimos al Parador de Sau, donde pudimos contemplar el Embalse de Sau que estaba hasta arriba. Solo se veía el campanario de la iglesia.

A continuación fuimos a la Fábrica de Embutidos de Can Colom, donde pudimos degustar unos deliciosos embutidos.

De Can Colom, nos dirigimos a Rupit.

A las 14’30 horas llegamos al Restaurant Can Puntí y a las 17 horas vuelta a Cubelles.

Llegamos sobre las 19’30 horas. Pasamos un día genial de hermandad.

Embalse de Sau

Parador Nacional de Sau

 

Uncategorized

Asamblea Ordinaria de AMICU, miércoles 11 de abril

El próximo miércoles, día 11 de abril, celebraremos la Asamblea Ordinaria de AMICU, en el Centre Social de Cubelles, Sala de Reuniones, a las 17 horas en primera convocatoria y a las 17’30 horas en segunda.

Uncategorized

Excursión de AMICU a Rupit

Estamos preparando una excursión para el próximo día, 14 de abril, sábado, a RUPIT.

Ya están abiertas las inscripciones. Los miércoles en el Centre Social de 17 a 18’30 horas.

El precio es de 25€

Fecha límite de inscripción, el día 4 de abril.

Uncategorized

Agresión a un compañero de AMICU

Agressió a Cubelles per un vehicle no autoritzat que ocupava una plaça de mobilitat reduïda.

El passat dijous es va produir una agressió a la zona de pàrquing d’un supermercat a Cubelles, quan P.S.G, membre de l’Associació de Minusvàlids i Cuidadors (AMICU), entitat federada a ECOM, va voler accedir a una plaça reservada per a persones amb mobilitat reduïda que estava ocupada per un vehicle no autoritzat.

Quan la persona que estava ocupant il·legalment la plaça es va negar a retirar el vehicle, P.S.G. va trucar a la Policia Local, mentre la propietària del vehicle va telefonar al seu marit perquè es presentés al lloc dels fets.

Quan aquest va arribar es va produir una escena d’empentes i cops davant els agents de la Policia Local. P.S.G, va presentar la denúncia corresponent i va haver d’anar a l’Hospital de Sant Antoni Abat de Vilanova i la Geltrú per tractar-se de diverses contusions.

Lamentablement aquesta és una escena que es viu sovint, derivada del buit legal que hi ha respecte a les places reservades a persones amb mobilitat reduïda als establiments privats, ja que els municipis no tenen cap jurisdicció, que recau exclusivament en mans dels propietaris dels establiments.

El Di@ri de la Discapacitat es va fer ressò d’un altre cas similar que va succeir a Terrassa i on va quedar clar que s’ha d’incidir per canviar la legislació per cobrir aquest buit legal que deixa les persones amb diversitat funcional en clara indefensió dels seus drets.

Agressió a Cubelles per un vehicle no autoritzat que ocupava una plaça de mobilitat reduïda

Uncategorized

Los expertos exigen al Gobierno que devuelva derechos a los discapacitados

Patricia Martín

El Comité de Bioética reclama que no se les incapacite en la toma de decisiones, sino que se les “apoye”.

El órgano consultivo y los profesionales instan a acabar con las esterilizaciones forzosas, 140 en el 2016.

Dos discapacitadas trabajan en un albergue de Barcelona. / RICARD CUGAT

Una conquista más, en un camino lleno de barreras. A partir de este miércoles, las personas con discapacidad podrán formar parte de un jurado, institución judicial que hasta ahora se les había vetado. El cambio legal viene motivado por la aplicación de una convención de la ONU que España ratificó en el 2008, pero que aún no se ha transpuesto en su integridad. De hecho, el Gobierno tiene desde hace algunas semanas sobre la mesa un informe del Comité de Bioética, el órgano consultivo en materias morales y sociales creado por José Luis Rodríguez Zapatero, que le conmina a mover ficha para que las personas con discapacidad gocen de los mismos derechos que el resto, en aplicación de la norma internacional.

Los especialistas reclaman que se reconozca al colectivo la plena capacidad de obrar, con los apoyos necesarios, que tenga derecho al voto sin cortapisas o que se acabe con prácticas que los expertos deploran como las esterilizaciones forzosas de mujeres cuyo entorno quiere protegerlas de embarazos no deseados.

Fue el Ministerio de Sanidad el que reclamó el parecer del órgano consultivo. En su respuesta, el comité avisa de que la convención trae consigo un “cambio sustancial”, dado que propone superar el modelo basado en una excesiva protección por otro en el que se fomente la autonomía. El problema, alerta el informe, es que pueden producirse abusos, por ello reclama que la implementación de la norma busque el equilibrio, de forma que los interesados “tengan capacidad jurídica y autonomía personal pero con los apoyos necesarios”. “El grado de protección -propone- no puede ser igual para todos, sino que ha de depender del riesgo que corren de sufrir daño”.

La incapacidad jurídica
El Comité de Bioética pide acabar con las figuras jurídicas que suponen sustituir a las personas con discapacidad en la toma de decisiones. La normativa que lo permite surgió “con el fin de protegerlos, desde un punto de vista paternalista, que tuvo quizá razón de ser en su momento, dado que su situación era mucho más precaria y estaba marcada por la exclusión”, explica Jesús Martín Blanco, delegado del Cermi (Comité de Representantes de Personas con Discapacidad) para los derechos humanos. Si bien, en línea con el órgano consultivo, Martín Blanco defiende que el sistema “proteccionista” sea reformulado, para que no se les “aparte” sino que se les “apoye”. En su opinión, la convención es “un hecho jurídico indiscutible” y por tanto el Gobierno ha de ser “valiente” y no solo proponer “retoques” sino crear un nuevo modelo basado en la autonomía.

El Comité de Bioética pide devolver el derecho al voto a todos las personas discapacitadas
Como consecuencia de los procesos de incapacidad, los afectados pierden su derecho al voto. En las elecciones del 2015, 96.418 ciudadanos no pudieron mostrar sus preferencias electorales, una cifra que ha crecido de manera exponencial desde el año 2000, cuando se contabilizaron 12.709 personas. El comité pide acabar con esta situación porque aunque “pueden existir situaciones en las que una persona presente ausencia total de discernimiento y sea incapaz de comunicar su decisión”, a ojos de los expertos “no parece necesario que casos tan excepcionales sean objeto de una regulación general”. El presidente de Plena Inclusión Madrid (antigua FEAPS), Mariano Casado, comparte que el “poner limitaciones corre el riesgo de que perjudicar a la mayoría”.

Gracias al impulso de las oenegés, el Congreso tramita una iniciativa para restituir completamente el voto, a través de una reforma de la ley electoral, pero que está por ver si se aprueba en esta legislatura.

El internamiento forzoso
Por otro lado, el Comité de Bioética pide suprimir las esterilizaciones forzosas que, en muchos casos, el entorno sociosanitario recomienda a las familias (o exige para ingresar a la paciente) para evitar embarazos no deseados. El Cermi propone sustituir esta práctica e incrementar la educación sexual, así como indemnizar a los casi 1.000 afectados desde el 2005, 140 en el 2016, último dato disponible. Las asociaciones piden además transparencia en las estadísticas, porque las cifras proporcionadas por el Consejo del Poder Judicial no permiten conocer el final de cada procedimiento ni el sexo de los demandantes. Las esterilizaciones “no solo se dan en España, sino en mucho otros países”, denuncia Ana Peláez, del Cermi. Haciéndose eco de estas demandas, el PDECat ha presentado una moción en el Congreso para acabar con estas prácticas.

Por último, el órgano consultivo pide derogar el artículo 763 de la ley de enjuiciamiento civil que permite el internamiento forzoso de personas con discapacidad, y remitir estas situaciones a la ley sanitaria general, que admite que un paciente sea intervenido clínicamente sin contar con su consentimiento, cuando no sea capaz de tomar decisiones, pero prevé ofrecer a las personas con discapacidad los apoyos necesarios para que estén informadas y muestren su conformidad. El comité pide no obstante que se siga requiriendo una autorización judicial.

Sus informes no son preceptivos. Por tanto, ahora la pelota está en el tejado del Ministerio de Sanidad, que puede decidir seguir las recomendaciones o no.

https://www.elperiodico.com/es/sociedad/20180213/los-expertos-exigen-al-gobierno-que-devuelva-derechos-a-los-discapacitados-6621778

Uncategorized

Uno de cada cuatro dependientes reconocidos por la ley está en lista de espera

Alertan que al ritmo actual de reducción de lista de espera se necesitarían más de ocho años solo para atender a la actual acumulación
Uno de cada cuatro dependientes reconocidos por la ley de Dependencia en 2017 se encuentra en la lista de espera para recibir los servicios y prestaciones a los que tienen derecho, según denuncia la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales. Con los últimos datos oficiales del Sistema de Atención a la Dependencia al cierre del pasado mes de diciembre, la asociación recuerda que 1.264.951 personas tienen reconocida su situación de dependencia (el 2,7 % de la población); de ellas 954.831 están siendo atendidas, mientras que 310.120 están en lista de espera.

“Se confirma en 2017 una recuperación del Sistema de Atención a la Dependencia que se inició en 2015, al calor de la sensibilidad de los nuevos Gobiernos Autonómicos y por la incorporación de los dependientes moderados (en julio de 2015)”, valoran los directores de los servicios sociales.

Sin embargo, la asociación alerta de que en 89.267 beneficiarios del sistema -el 10 %- se está prestando un sistema de atenciones de bajo coste, es decir, “que no suponen auténtico apoyo a las personas, que no generan suficientes retornos y que no son fuente de empleo”.

Respecto al perfil de los dependientes, dos tercios son mujeres y un tercio son hombres y por edad, más del 70 % de los dependientes reconocidos tiene más de 65 años y los mayores de 80 superan ampliamente el 50 %.

La organización destaca la reducción de la lista de espera en 38.189 personas, pero lamenta que a “ese ritmo se necesitarían más de ocho años solo para atender a la actual acumulación de la lista de espera”. “Resulta especialmente preocupante que casi el 40 % de las personas desatendidas son dependientes con Grado II o III (dependientes severos y grandes dependientes); en total 120.368 personas” y que, según los últimos informes, en 2016 se produjeron más de 40.000 fallecimientos de personas que, siendo dependientes con derecho a atención, no habían llegado a beneficiarse de las prestaciones y servicios oportunos.
Las comunidades que más han incrementado porcentualmente el número de beneficiarios en el último año han sido Navarra (25,9 %), Castilla La Mancha (24,5 %), Aragón (21,8 %) y la Comunidad Valenciana (19,3 %); solo en La Rioja decreció en número de atendidos (2,3 %).

La asociación de directores de los servicios sociales expresan su preocupación por la situación de Catalunya, que tiene la mayor tasa de lista de espera (37,1 %) y que “precisaría de más de once años para absorber esa lista”. Recuerda que la aportación de la Administración General del Estado al sistema es del 17 %, mientras que las comunidades aportan el 63 % y los propios usuarios el 20 % restante. “El Gobierno de España incumple una la Ley de Dependencia ya que debe garantizar financiación suficiente para el ejercicio de los derechos con independencia de la comunidad de residencia”, concluye.

https://www.segre.com/es/noticias/guia/2018/01/23/uno_cada_cuatro_dependientes_reconocidos_por_ley_esta_lista_espera_37839_1111.html

Uncategorized

AMICU os desea un Feliz y ACCESIBLE, año 2018

 

 

Uncategorized

Vacaciones de Navidad

A partir del día 13 de diciembre y hasta el 9 de enero de 2018, ésta asociación, suspende las reuniones de los miércoles en el Centre Social de Cubelles.

Volvemos el día 10 de enero.

Feliz año 2018

Uncategorized

Cuando la Depresión toca al Cuidador …

¿Quizás la soledad, la tristeza o la ira que siente en estos momentos pudieran ser un indicio de depresión?

“El gran descubrimiento de mi generación es que los seres humanos pueden cambiar sus vidas cambiando su actitudes mentales”.-William James.

Imagen: alfredolujan.com

Es posible. No es extraño que los cuidadores se vean perjudicados de sufrir depresión leve o incluso más grave, como resultado del requerimiento permanente de cuidar a un ser querido enfermo.

Las actividades del cuidado propiamente dicho no provocan depresión, ni todos los cuidadores experimentarán los sentimientos negativos que se asocian con la depresión. De todos modos, al esforzarse por darle el mejor atención posible a un familiar o amigo, los cuidadores muchas veces sacrifican sus propias necesidades físicas y emocionales. Además, las vivencias emocionales y físicas del cuidado pueden llevar a una situación límite, incluso a las personas más capaces.

Los sentimientos resultantes de ira, ansiedad, tristeza, aislamiento, agotamiento—y también la sensación de culpa por albergar esos sentimientos—pueden ser una carga muy pesada.

Sentimientos negativos

Es común que las personas pasen por momentos en donde los sentimientos negativos surgen y desaparecen con el tiempo, pero cuando estos se prolonga y cobran una mayor intensidad y hacen que los cuidadores se hallan totalmente fatigados, que lloren con frecuencia o que se enojen fácilmente con su ser querido o con otras personas, o cuando dichos sentimientos negativos desbordan la capacidad de resistencia de la persona, es tiempo de tomar darles la importancia que merece.

Desafortunamente , muchas veces los sentimientos de depresión se consideran más una señal de debilidad que un aviso de que algo anda mal. No se ayuda a la víctima con frases como “¡alegra esa cara!” o “son ideas que tú te haces”, que no hacen más que reflejar la opinión de que los problemas de salud mental no tienen una existencia real. No lograremos que los sentimientos negativos se desvanezcan con sólo negarlos o echarlos a un lado.

Todo lo que quiero de la vida es que este dolor tenga un propósito.

Has tenido alguno de estos síntomas?

Las personas pueden experimentar la depresión de formas diferentes. Algunas padecen durante meses de un estado general de tristeza de baja intensidad, mientras que otras sufren un cambio negativo súbito e intenso en su estado de ánimo. El carácter y la intensidad de los síntomas varían según la persona y pueden cambiar a lo largo del tiempo.

La alteración en los hábitos alimentarios que provoque un aumento o pérdida de peso no deseado.
Una variación en sus hábitos de sueño, dormir demasiado o muy poco.
Sentir cansancio a todas horas.
Pérdida de interés en las personas o actividades que antes le producían placer.
Agitarse o enojarse con facilidad.
Considerar que nada de lo que hace está bien hecho.
Ideas de muerte, deseos suicidas o intento de suicidio.
Síntomas físicos permanentes que no responden al tratamiento, como los dolores de cabeza, trastornos digestivos o dolor crónico.
El tratamiento temprano de los síntomas de depresión mediante el ejercicio físico, una dieta saludable, el apoyo positivo de familiares y amistades, la consulta con un profesional médico o de la salud mental puede ayudar a impedir que con el tiempo se consolide un estado grave de depresión.

Problemas especiales de los cuidadores

¿Qué tienen en común la falta de sueño, la demencia y el hecho de que usted sea hombre o mujer? Cada uno de esos factores puede contribuir de cierta manera al riesgo especial de depresión que gravita sobre los cuidadores.

La demencia y los cuidadores

Los investigadores han comprobado que las personas que cuidan a un paciente de demencia tienen el doble de probabilidades de deprimirse que quienes cuidan a pacientes que no son dementes. Mientras más grave sea el estado de demencia, como el que provoca la enfermedad de Alzheimer, más probable será que el cuidador sea víctima de la depresión. Es indispensable que los cuidadores, sobre todo los que se ven en este caso, reciban apoyo continuo y seguro.

Debes saber que…

Cuidar a un paciente de demencia puede ser demasiado agobiante. No es igual a otros tipos de cuidado. Los cuidadores no sólo tienen que dedicar muchas más horas semanales al cuidado, sino que también tienen más problemas laborales, estrés personal, problemas de salud física y mental, tienen menos tiempo para hacer las cosas que disfrutan, menos tiempo para dedicar a otros familiares y más conflictos familiares que aquellos otros cuidadores que atienden a pacientes no dementes. Aunque los cuidadores siempre se ven afectados por el deterioro de la capacidad mental y física de un ser querido, la atención a conductas demenciales contribuye aún en mayor medida a provocar síntomas de depresión. Los síntomas asociados con la demencia, tales como el vagabundeo, la agitación, el esconder los bienes personales y las conductas impropias, hacen que cada día traiga una nueva crisis y hacen difícil que el cuidador pueda descansar u obtener ayuda.
Las mujeres sufren de depresión en mayor grado que los hombres. Las mujeres, principalmente las esposas e hijas, forman el grueso de los cuidadores y en estudios realizados señalan que las mujeres por vergüenza no buscan tratamientos para la depresión.
Los cuidadores varones encaran de otra manera la depresión. Es menos viable que los hombres admitan que padecen de depresión, y también es menos probable que los médicos diagnostiquen depresión en el caso de varones. Es muy frecuente que los hombres busquen espontáneamente un alivio a los síntomas depresivos de ira, irritabilidad o desolación por medio del alcohol o la sobrecarga de trabajo. Aunque los cuidadores varones suelen estar más dispuestos que las mujeres a contratar empleados externos para ayudar en las tareas del hogar, también suelen tener menos amistades en quienes buscar apoyo y menos actividades positivas fuera del hogar. La convicción de que los síntomas depresivos son un signo de debilidad también dificulta especialmente que los hombres busquen ayuda.
Además…

La falta de sueño contribuye a la depresión. Aunque esto admite muchas modificaciones, la mayor parte de las personas necesitan ocho horas diarias de sueño. La falta de sueño como consecuencia de cuidar a un ser querido puede conducir a una depresión grave. Lo más importante que hay que recordar es que usted necesita dormir, aunque no sea posible lograr que el paciente descanse durante toda la noche.
La depresión puede persistir aún después de ingresar al paciente en un centro especializado o tras la muerte del familiar. La decisión de ingresar al ser querido en un centro especializado suele ser de incertidumbre. Si bien muchos cuidadores logran descansar y recuperarse, la soledad, los sentimientos de culpa y la supervisión de la atención que se le brinda en el centro al ser querido pueden ser nuevas fuentes de estrés. Muchos cuidadores se sienten deprimidos al ingresar al paciente, y algunos continúan sintiendo deprimidos por mucho tiempo.
Pedir Ayuda

Se cree a veces que el estrés resultante de la atención al paciente va a desaparecer una vez que se suspenda el cuidado directo. Sin embargo, los investigadores han comprobado que algunas personas que eran cuidadores siguen padeciendo de depresión y soledad incluso tres años después del fallecimiento del familiar con Alzheimer. Al tratar de recuperar la normalidad, es posible que los “ex cuidadores” necesiten ayuda para la depresión.

La depresión tiene que atenderse con la misma seriedad que cualquier otra enfermedad, tal como la diabetes o la hipertensión arterial. Si le resulta incómoda la palabra “depresión”, dígale al médico que “se siente melancólico” o “decaído”.

Cuando la Depresión toca al Cuidador …

Uncategorized