Ha fallecido nuestro amigo y compañero, Juan Navarro

Ha fallecido nuestro amigo y compañero, Juan Navarro. Descansa en paz.

Uncategorized

Cuáles son las enfermedades con las que tienes más opciones de conseguir una pensión de incapacidad permanente

Sufrir una de ellas no implica el cobro automático de la pensión de incapacidad

«No hay enfermedades, hay enfermos», explican desde Campmany Abogados

La lista hace referencia a dolencias que tradicionalmente han generado pensión

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es foto.jpg


Al contrario que con otras pensiones contributivas como las de jubilación o las de viudedad, la obtención de una pensión de incapacidad permanente no se consigue simplemente con la acreditación de una serie determinada de requisitos. En el proceso para concederla o denegarla entran en juego otros aspectos, ya que el objetivo es conocer la influencia de la enfermedad o dolencia del trabajador tanto en su vida laboral como en su vida cotidiana y actuar en consecuencia.

Así, con la apertura de un expediente de incapacidad permanente se pretende saber si el trabajador necesita cobertura económica por la posibilidad de que en su estado no pueda realizar su trabajo o solo pueda ejecutar otras tareas diferentes. Y eso, claro, también depende de la enfermedad o dolencia que sufre ese trabajador.

No existe un método o mecanismo para determinar cuántas opciones se tienen con una u otra enfermedad, pero lo que sí se puede evaluar es la experiencia previa, con qué dolencias han tenido tradicionalmente una pensión de incapacidad permanente las personas que la han solicitado. En el bufete especializado Campmany Abogados han elaborado una lista, dividida por campos médicos, de esas enfermedades con las que los solicitantes han conseguido la pensión.

Es una lista que hay que observar con la pertinente prudencia. Tener una de las enfermedades que se relatarán más abajo no implicará el cobro automático de la pensión, puesto que, según informan desde Campmany Abogados, no existen enfermedades, simplemente «hay enfermos». Esto quiere decir que el impacto de una dolencia en un trabajador puede ser diferente al que causa en otra persona. Por lo tanto, hay que insistir siempre en esos efectos de la enfermedad en la vida cotidiana y/o laboral y actuar en consecuencia.

Así, con la apertura de un expediente de incapacidad permanente se pretende saber si el trabajador necesita cobertura económica por la posibilidad de que en su estado no pueda realizar su trabajo o solo pueda ejecutar otras tareas diferentes. Y eso, claro, también depende de la enfermedad o dolencia que sufre ese trabajador.

No existe un método o mecanismo para determinar cuántas opciones se tienen con una u otra enfermedad, pero lo que sí se puede evaluar es la experiencia previa, con qué dolencias han tenido tradicionalmente una pensión de incapacidad permanente las personas que la han solicitado. En el bufete especializado Campmany Abogados han elaborado una lista, dividida por campos médicos, de esas enfermedades con las que los solicitantes han conseguido la pensión.

Es una lista que hay que observar con la pertinente prudencia. Tener una de las enfermedades que se relatarán más abajo no implicará el cobro automático de la pensión, puesto que, según informan desde Campmany Abogados, no existen enfermedades, simplemente «hay enfermos». Esto quiere decir que el impacto de una dolencia en un trabajador puede ser diferente al que causa en otra persona. Por lo tanto, hay que insistir siempre en esos efectos de la enfermedad en la vida cotidiana y/o laboral y actuar en consecuencia.

Así, con la apertura de un expediente de incapacidad permanente se pretende saber si el trabajador necesita cobertura económica por la posibilidad de que en su estado no pueda realizar su trabajo o solo pueda ejecutar otras tareas diferentes. Y eso, claro, también depende de la enfermedad o dolencia que sufre ese trabajador.

No existe un método o mecanismo para determinar cuántas opciones se tienen con una u otra enfermedad, pero lo que sí se puede evaluar es la experiencia previa, con qué dolencias han tenido tradicionalmente una pensión de incapacidad permanente las personas que la han solicitado. En el bufete especializado Campmany Abogados han elaborado una lista, dividida por campos médicos, de esas enfermedades con las que los solicitantes han conseguido la pensión.

Es una lista que hay que observar con la pertinente prudencia. Tener una de las enfermedades que se relatarán más abajo no implicará el cobro automático de la pensión, puesto que, según informan desde Campmany Abogados, no existen enfermedades, simplemente «hay enfermos». Esto quiere decir que el impacto de una dolencia en un trabajador puede ser diferente al que causa en otra persona. Por lo tanto, hay que insistir siempre en esos efectos de la enfermedad en la vida cotidiana y/o laboral y actuar en consecuencia.

Alergología
-Dermatitis

Aparato digestivo
-Colitis ulcerosa

-Enfermedad de Crohn

-Obesidad morbida

-Pancreatitis crónica

Cardiología
-Arterioesclerosis

-Cardiopatías

-Miocardiopatías

Enfermedades cardiovasculares
-Aneurisma

-Arteriopatías

-Fibrilación auricular

-Hipertensión pulmonar

-Infartos agudos de miocardio

-Insuficiencia mitral

-Síndrome Wolf-Parkinson-White.

-Taquicardias

-Tetralogía de Fallot

Enfermedades psíquicas
-Adicción a las drogas, ludopatía o alcoholismo

-Agorafobia

-Depresión

-Esquizofrenia

-Límite de personalidad o por estrés postraumático

-Síndrome Burnout

-Trastornos de ansiedad

-Trastorno bipolar

-Trastorno obsesivo compulsivo

Medicina interna
-Fibromialgia

-Lupus eritematoso sistémico

-Sensibilidad química

-Síndrome de fatiga crónica

Nefrología
-Insuficiencia renal crónica

-Trasplante de riñón

Neumología
-Apnea del sueño

-Asma profesional u ocupacional

-Enfermedades respiratorias provocadas por amianto

-Enfisemas

-EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica)

-Sarcoidosis

Neurología
-Alzheimer

-Charcot-Marie-Tooth

-Demencia

-Esclerosis múltiple

-Ictus

-Miastenia gravis

-Migrañas

-Neuropatía periférica

-Parkinson

-Síndromes Arnold Chiari, de Lambert-Eaton y Post Polio

-Traumatismos craneoencefálicos

Oftalmología
-Desprendimiento de retina

-Glaucoma

-Neuropatía óptica

-Pérdida de visión

-Uveítis

Oncología
-Cáncer de mama

-Cáncer de pulmón

-Cáncer de recto

Otorrinolaringología
-Hipoacusia

-Síndrome de Ménière

Reumatología
-Artritis reumatoide o psoriásica

-Enfermedad de Behcet

-Espondilitis anquilosante

-Fatiga crónica

-Fibromialgia

Traumatología
-Enfermedad de Perthes

-Gonartrosis

-Hernia cervical

-Lumbalgia

-Patologías graves de la mano cadera, hombro, codos o pies

-Síndrome cola de caballo

https://www.eleconomista.es/economia/amp/11729386/Cuales-son-las-enfermedades-con-las-que-tienes-mas-opciones-de-conseguir-una-pension-de-incapacidad-permanente?fbclid=IwAR0E2dIvUmwdNlWO7UKB_MFJ1ikJnDwtXdKI_rrvLymzYajGsN00JuFelgg

Uncategorized

Las 27 enfermedades que dan derecho a una pensión de incapacidad permanente en 2022

MARÍA BONILLO
Foto: Bigstock

JUEVES 14 DE ABRIL DE 2022

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es 1.jpeg



Se concede cuando un trabajador, dado de alta, es incapaz de seguir trabajando de forma óptima.

La pensión por incapacidad permanente es una prestación económica que la Seguridad Social (@info_TGSS) reconoce a un trabajador si, tras un tratamiento prescrito por enfermedad o accidente, una vez dado de alta médica presenta reducciones anatómicas o funcionales graves que le impiden desarrollar de forma óptima su trabajo.

Estas pensiones no tienen unos criterios uniformes, sino que dependen del Tribunal Médico, que valorará la incapacidad del trabajador, o incluso de la Administración en cada momento. De hecho, el 53,47% de las solicitudes de pensiones de incapacidad permanente se deniegan, según datos del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), pudiendo ser incluso más, según los expertos.

Las personas incluidas en cualquier régimen de la Seguridad Social, que reúnan los requisitos exigidos para cada uno de los grados de incapacidad permanente, ya sea parcial, total, absoluta y gran invalidez, podrán tramitar y beneficiarse de una pensión por incapacidad permanente. Y aunque no hay una lista oficial por parte del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) de las enfermedades por las que se concede la incapacidad permanente, hay varios casos en los que se puede llegar a conceder una prestación por ello.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pension-incapacidad-permanente-enfermedades_1_621x621.jpeg



Lista de enfermedades por las que poder acceder a una pensión
En este sentido, desde Campmany Abogados recopilan 78 enfermedades para incapacidad permanente, de las cuales señalan 27 por las que es posible recibir una pensión:

Alzheimer: es posible que alguien que sufra de alzhéimer logre una pensión por Incapacidad Permanente, pero el diagnóstico solo no garantiza que se reconozca una incapacidad. Es necesario que el Tribunal Médico lo recomiende si detecta deterioro cognitivo y existe una situación de dependencia.
Arterioesclerosis: su simple diagnóstico no garantiza una pensión de incapacidad. El Tribunal Médico deberá estudiar si puede haber una invalidez por claudicación intermitente, así como el grado de afectación y limitación funcional que provoca la enfermedad a la hora de desarrollar un trabajo concreto o cualquier otra profesión.
Artritis Reumatoide: no siempre está garantizado, dependerá del Tribunal Médico tras corroborar el grado de afectación y las limitaciones que provoca al que la sufre.
Artrosis: es posible acceder a una pensión de invalidez por artrosis, tras evaluar la movilidad actual y acreditando que nos e ha conseguido mejora tras la administración de los tratamientos y fármacos adecuados.
Cáncer: se puede conseguir tras valorar las secuelas que ha dejado el proceso oncológico en la persona.
Cáncer de pulmón.
Colitis Ulcerosa: cuando es crónica y los tratamientos no ayudan a mejorar, puede ser motivo para cobrar una pensión.
Demencia: la pensión por demencia senil, o de otra clase en grado de incapacidad permanente absoluta es la más habitual.
Enfisema Pulmonar: con un marcador del 60%, o inferior, ya se podría ser beneficiario de una pensión de invalidez.
Epilepsia: solo el diagnóstico no es válido para recibir una pensión. Se tendrán en cuenta los síntomas, las crisis que provoca la epilepsia y las secuelas. También se valorará el tratamiento para ver si se han agotado todas las posibilidades terapéuticas y no hay mejoría posible.
Esclerosis Múltiple: a partir del nivel 4 (o en algunos casos, del 4.5 o el 5, y hasta el 6.5) ya sería posible acceder a una pensión por esclerosis múltiple en grado de incapacidad permanente absoluta.
Fibrilación auricular: para ser motivo de una pensión, el cardiólogo debe calificarla como crónica, no habiendo más tratamientos aplicables más allá de los sintomáticos o de control.
Glaucoma: si el examen de la agudeza de la visión binocular da un resultado inferior a 0,2, la pensión será en grado de incapacidad permanente absoluta.
Hernia Cervical: en algunas ocasiones, la pensión por hernia cervical puede llegar a ser en grado de incapacidad permanente absoluta, cuando se acreditan, derivados de esta enfermedad, vértigos invalidantes y refractarios a los tratamientos.
Hipertensión Pulmonar: dependerá de la gravedad de la disnea (ahogo o dificultad en la respiración) que se experimente mientras se realizan esfuerzos. Sobre todo cuando la medicación para tratar los síntomas no logra que estos disminuyan en intensidad.
Hipoacusia: se podrá conceder si se encuentra en grado de gran invalidez.
Insuficiencia Mitral: podría ser motivo de pensión si el cardiólogo la diagnostica como crónica, sin haber a la vista ningún tratamiento para que mejore, más allá del sintomático o de control.
Insuficiencia renal crónica: puede ser motivo de recibir una pensión, aunque no siempre. Se concederá tras evaluar la etapa en la que se encuentre la progresión de la enfermedad y el grado en que incapacita a esa persona para desarrollar su actividad laboral (o todas ellas, en casos muy graves).
Lumbalgia: para poder acceder a una pensión, se evaluará la gravedad y el grado de afectación a las capacidades funcionales, centrándose en si se han agotado las posibilidades terapéuticas para hacer remitir o eliminar el dolor, o sus causas.
Eritematoso Sistémico: cuando la afectación orgánica es severa, se considera que merece una pensión.
Miastenia Gravis: se podrá conceder una pensión si. Para ello se evaluará el grado de afectación de la enfermedad, el impacto de la astenia y demás manifestaciones clínicas.
Migraña: puede desembocar en una pensión cuando a pesar de que las crisis no se produzcan diariamente, se concluye que la limitación que producen tanto el dolor como el resto de los síntomas, impide la correcta realización de una actividad laboral en concreto.
Parkinson: será posible acceder a una pensión, en función del estado de la enfermedad y en el grado en que incapacita a la persona para llevar a cabo su profesión o incluso otras.
Patologías de Manos: Las manos y muñecas pueden sufrir patologías que incapaciten y den lugar a una pensión de incapacidad permanente. Dependerá de la valoración del Tribunal Médico.
Pérdida de visión: se podría conseguir al menos una pensión de incapacidad permanente total si, aún existiendo una pérdida de visión, el valor de agudeza visual es 0,1 o más
Síndrome de Arnold Chiari.
Trasplante de riñón: se puede solicitar una pensión cuando un riñón deja de funcionar y urge un trasplante, debido a la necesidad de la intervención quirúrgica.

https://www.65ymas.com/economia/pensiones/pension-incapacidad-permanente-27-enfermedades_37324_102.html

Uncategorized

Incapacidad permanente absoluta: qué es y cuánto se cobra

Es la retribución que reciben quienes no pueden trabajar debido a su salud. El pago es el 100% de la base reguladora.

Esta es la tabla de enfermedades para conceder una incapacidad permanente absoluta.

Estos son los tipos de pensión por incapacidad permanente y sus cuantías para 2022.
Estos son los pasos para calcular la pensión por incapacidad permanente absoluta.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es pension-incapacidad-permanente-absoluta-que-es-cuantias-600-337.webp
Personas en silla de ruedas sufre una incapacidad permanente absoluta


El Gobierno de España protege a quienes, por su estado de salud, no pueden desarrollar una actividad laboral con normalidad. En este sentido, las pensión por incapacidad permanente absoluta es una prestación que gestiona el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) para aquellas personas que a causa de una lesión o enfermedad no pueden seguir trabajando.

En INSS cuenta con cuatro tipos de prestación por incapacidad permanente: parcial, total, absoluta y gran invalidez, siendo esta última la más grave, ya que precisa de una tercera persona para el cuidado de la misma. En la absoluta se concede cuando imposibilita al trabajador a ejercer la actividad laboral por aquella que fue concedida o actividad similiar.

En España hay 342.470 afectados por incapacidad permanente absoluta, según los datos de la Seguridad Social en mayo de 2019. Aunque la mayoría de estas personas reciben pensiones contributivas porque su incapacidad se ha dado durante el ejercicio de la jornada laboral o es consecuencia de enfermedades derivadas de este, se contempla otro caso para quienes no hayan cotizado.

Qué es la Incapacidad permanente absoluta
Es una pensión que se concede aquellas personas que a causa de accidente, enfermedad común o derivada del ejercicio laboral han visto disminuidas sus funciones vitales, de manera que no pueden desarrollar su actividad laboral de forma normal, como lo hacían hasta antes de obtener la discapacidad. Tener esta incapacidad, no imposibilita desarrollar un trabajo, tal y como se recoge en este artículo sobre compatibilizar un trabajo con la pensión por incapacidad permanente absoluta.

Para acceder este tipo de prestación es necesario cumplir con estos requisitos:

Estar dado de alta en la Seguridad Social o situación asimilada al alta.
No tener la edad de jubilación ordinaria.
Tener el mínimo de años cotizados para recibir una pensión contributiva (15 años cotizados).
Cuantía que se percibe por la Incapacidad permanente para 2022
La cuantía económica que se recibe por esta pensión contributiva, compensación económica por el estado de salud derivada de enfermedad o accidente laboral, se corresponde con el 100% de la base de cotización y se cobra de manera íntegra al menos hasta la jubilación. A continuación se detallan las cuantías de los casos expuestos en esta publicación:

Incapacidad permanente total por enfermedad común con menos de 60 años:
Con cónyuge a cargo: 532 euros al mes (7.448 euros al año)
Sin cónyuge: 532 euros al mes (7.448 euros al año)
Con cónyuge no a cargo: 527,40 euros al mes (7.383,60 euros al año)
Incapacidad permanente total entre 60 y 64 años:
Con cónyuge a cargo: 834,90 euros al mes (11.688,60 euros al año)
Sin cónyuge: 675,20 euros al mes (9.452,80 euros al año)
Con cónyuge no a cargo: 658,20 euros al mes (8.934,80 euros al año)
Incapacidad permanente absoluta o total con 65 años:
Con cónyuge a cargo: 890,50 euros al mes (12.467 euros al año)
Sin cónyuge: 721,70 euros al mes (10.103,80 euros al año)
Con cónyuge no a cargo: 685 euros al mes (9.590 euros al año)
Incapacidad permanente de Gran Invalidez:
Con cónyuge a cargo: 1.338,80 euros al mes (18.701,20 euros al año)
Sin cónyuge: 1.082,60 euros al mes (15.156,40 euros al año)
Con cónyuge no a cargo: 1.027,50 euros al mes (14.385 euros al año)
Esta pensión debe de solicitarse en el Instituto Nacional de la Seguridad Social, también en los casos en los que la incapacidad se generara por una enfermedad común o accidente no laboral. Aunque no siempre es así, ya que si no se hubieran cotizado un mínimo de años debería acudirse a otra administrción, ya que en tal caso sería una prestación no contributiva.

En el caso de ser una pensión no contributiva por invalidez, se recibirá una cuantía fija de 421,40 euros al mes (5.899,60 euros en 12 pagas). Esta se solicita en el Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO).

?https://www.noticiastrabajo.es/amp/prestaciones/pensiones/incapacidad-permanente-absoluta-que-es-y-cuanto-se-cobra/?fbclid=IwAR3wpwW3W702dFLrAqIMT2MufoiVO9hzoJjuhoBUOKRJRJTiOiFI1wlrt30


Uncategorized

Pèrdua de 3 punts del carnet per aparcar en una plaça PMR

El Congrés dels Diputats aprova la nova Llei sobre Trànsit i castiga amb la pèrdua de 3 punts per aparcar en una zona reservada per a persones amb mobilitat reduïda.

Aquest dijous 2 desembre, el Congrés dels Diputats ha aprovat definitivament la nova Llei sobre Trànsit, Circulació de Vehicles a Motor i Seguretat Viària, amb sancions més dures per a algunes infraccions.

Entre totes les mesures que s’han anunciat, des de MIFAS i el col·lectiu de persones amb discapacitat celebrem que per fi es sancioni d’una forma més contundent a aquelles persones que aparquen de forma fraudulenta a les places reservades per a persones amb mobilitat reduïda. Concretament, la llei castiga a aquestes persones amb la pèrdua de 3 punts del seu carnet de conduir, una mesura que esperem que sigui molt positiva per preservar els drets de les persones amb discapacitat.

Aquesta nova llei entrarà en vigor a partir del març del 2022.

https://www.mifas.cat/ca/noticies/perdua-de-3-punts-del-carnet-per-aparcar-en-una-placa-pmr/

Uncategorized

Entrega de la Cesta de Navidad a la ganadora

Uncategorized

AMICU us desitja Bon Nadal

Uncategorized

Normativa sobre la accesibilidad en espacios públicos urbanizados 2022

Entra en vigor una nueva normativa para la accesibilidad y la no discriminación de las personas con discapacidad. Se trata de la Nueva Normativa sobre la accesibilidad en espacios públicos urbanizados.

Te explicamos cómo va a mejorar el derecho de las personas con discapacidad este documento técnico de condiciones de accesibilidad. Especialmente en espacios públicos o comunitarios.

A diferencia de otras normativas anteriores, esta vez, entidades relacionadas con personas con discapacidad, han participado en su elaboración. ¡Se vienen cambios importantes!

Qué es la normativa de accesibilidad en espacios públicos urbanizados
A partir de enero del 2022, entra en vigor una nueva normativa para la accesibilidad. Se trata de un documento técnico donde se estipulan unas condiciones básicas para garantizar la accesibilidad y no discriminar a nadie para el acceso y utilización de espacios públicos: TMA/851/2021, de 23 de julio.

Se trata de una orden de carácter técnico de condiciones básicas publicada en el BOE por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma). Para realizar este documento, se ha contado con la colaboración de distintas entidades sociales.

Esta normativa sustituye a la Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero que hasta ahora era la normativa de referencia. A partir del 2 de enero del 2022, esta quedara derogada por la nueva y mejorada normativa.

Se espera que esta nueva orden introduzca cambios muy positivos en la mejora de la calidad urbana. Va a repercutir en un buen diseño de los espacios públicos para que sean adecuados a todas las personas.

¿Qué ha cambiado con la nueva normativa de accesibilidad 2022?
A diferencia de la normativa anterior, ahora se podrá instalar un ascensor, rampa o salvaescaleras ocupando parte de la vía pública. Eso sí, siempre será lo mínimo indispensable y en casos en que no sería posible de otra forma.

Por otra parte, también elimina excepciones que permitían que algunos pasos peatonales fuesen de una anchura menor a 1,80 metros. Además, también se estipula las medidas mínimas en huella y contrahuella de los escalones.

Además, se ha redactado de forma que todas las reglas reunidas en este manual sean totalmente comprensibles. Especialmente para las condiciones de seguridad y comodidad.

Por parte de las entidades que han participado en su elaboración, prevén una mejora considerable en términos de accesibilidad.

A partir de qué momento se aplicará esta nueva normativa
La entrada en vigor de la Orden Ministerial TMA/851/2021, de 23 de julio del 2021 será el 2 de enero del 2022. Ese día, la Orden VIV/561/2010, de 1 de febrero quedará abolida.

Es el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) quien desarrolla el documento técnico para la mejora de la utilización de los espacios y la no discriminación para el acceso. Además del soporte de entidades de personas con discapacidad.

Cómo se ha desarrollado la nueva normativa de accesibilidad. Mucha participación para su elaboración
Durante más de un año, distintas entidades han participado con Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y otros Organismos públicos responsables, para redactar esta normativa.

Destaca la participación de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) como miembro del equipo técnico creado para este fin. Además, ha aportado documentación que ha servido para facilitar la guía del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

En esta guía hay muchas esperanzas para que suponga un cambio drástico en como hasta ahora se gestionaba el espacio público. Se prevé que se mejore considerablemente la accesibilidad de las personas con discapacidad.

Qué es la nueva app Accesibilidapp
Desde COCEMFE se pide a las Administraciones que se haga un seguimiento para asegurar que la nueva normativa se está aplicando. También animan a las personas con discapacidad a denunciar las barreras arquitectónicas que se encuentran mediante la app Accesibilidadapp.

Esta aplicación para móvil permite comunicar incidencias sobre accesibilidad en ciudades, ya sea en espacios públicos, edificios o transporte. Al final, el objetivo es garantizar el derecho a la igualdad de condiciones.

Soluciones de accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas de VALIDA
En VALIDA llevamos más de 20 años suprimiendo barreras arquitectónicas de muchos lugares. Hemos trabajado para que casas particulares, comunidades de vecinos, espacios públicos entre otros, cumplan con condiciones básicas de accesibilidad.

Un ejemplo de ello son todas las Instalaciones Realizadas en todo el territorio español, echa un vistazo:

Contamos con gama muy amplia de soluciones de accesibilidad: desde sillas salvaescaleras, a plataformas y elevadores de corto recorrido. Además, contamos con otros mecanismos que mejoran la libertad e independencia de las personas con movilidad reducida: automatismos para puertas, salvaescaleras para piscinas, rampas automáticas, etc.

Tipos de salvaescaleras:

Las sillas salvaescaleras: se han convertido en el producto estrella. Son cómodas y seguras, muy fáciles de utilizar.
Las plataformas salvaescaleras: permiten bajar y subir escaleras a personas en silla de ruedas. Muy populares en comunidades de vecinos y en recintos públicos.
Elevadores de corto recorrido: ideales para espacios públicos. Algunos tienen un diseño ideal para conservar la estética del lugar e integrarse al 100% en el entorno.
Entre todos, tenemos que crear una sociedad que de acceso y utilización de todos los recursos a todas las personas. Ofreciendo igualdad de oportunidades independientemente de su condición. El objetivo es la recuperación del espacio público.

¿Y tú, ya sabes cómo mejorar la accesibilidad y romper con las barreras arquitectónicas? Es hora de defender los derechos de las personas con discapacidad.

Contacta con nosotros y recibe un asesoramiento personalizado. Además, te ofrecemos un presupuesto totalmente a medida, gratuito y sin compromiso. Deja atrás las barreras arquitectónicas y mejora tu calidad de vida.

https://www.valida.es/blog/post/normativa-sobre-la-accesibilidad-en-espacios-publicos-urbanizados-2022/?fbclid=IwAR2vtv01Fk2Xqjx_2OF8YppkzxWm7-PPAcaVDDG_dn6DrGgVfD5DpAjjasw

Uncategorized

Cesta de Navidad de AMICU

AMICU, como cada año, sortea una Cesta de Navidad.

Los números se venden los miércoles de 17 horas 18’30 horas, en el Cantre Social de Cubelles, Sala de Reuniones.

El premio será para el afortunado que tenga el numero que coincida con las 3 ultimas cifras del gordo de la Loteía Nacional.

Uncategorized

Excursion de AMICU a Agramunt

El próximo día 18 de diciembre . Salida a las 9’30 horas desde la Plaça del Mercat de Cubelles.

El precio es de 25€ para los socios y de 30€ para los no socios.

Incluye viaje de ida y vuelta a Agramunt, visita al Museu de La Xocolata y a la Fábrica de Torrons Vicens. Comida en el Restaurant Blanc i Negre.

Forma de pago en efectivo los miércoles de 17 horas a 18’30 horas, en el Centre Social, Sala de Reuniones.

Plazas limitadas.

Uncategorized