El uso indebido de la tarjeta de parking para discapacitados te puede llevar a la cárcel

La última reforma del Código Penal penaliza, no sólo la falsificación, sino también el uso indebido. Los tribunales están emitiendo sentencias contundentes contra esta práctica.

Por Pablo D. Almoguera. Málaga
23/05/2021 – 05:00
Un coche se detiene junto a un aparcamiento reservado para personas con movilidad reducida. Lo sobrepasa ligeramente, se encienden las luces traseras de marcha atrás y comienza a maniobrar hasta que el vehículo queda estacionado en la plaza delimitada. El conductor apaga el motor, coloca en el salpicadero una tarjeta para discapacitados y se baja del coche con total normalidad. Cierra la puerta y se va caminando tranquilamente sin ninguna dificultad.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es ok.jpg



Seguro que muchos de ustedes han sido testigos de esta escena. Un comportamiento que podría parecer pícaro, inocente, hasta travieso, pero que causa serios perjuicios a las personas que realmente necesitan estos estacionamientos y que pocos saben que puede ser un delito que conlleva pena de cárcel. Porque los jueces se están poniendo serios ante esta problemática y las sentencias están avalando un cambio de actitud.

La circunstancia que supuso este nuevo escenario judicial fue la última reforma del Código Penal y la modificación del cargo de falsedad documental. Los legisladores incluyeron un artículo, el 400 bis, que dice que también se considerará delictivo “el uso de documentos, despachos, certificaciones o DNI auténticos realizado por quien no esté legitimado para ello”. Es decir, no sólo se iba a perseguir la falsificación, sino también el uso indebido.

“Algunos creen que es como heredar una tierra y van a renovar la tarjeta de su familiar muerto”.

Un agente experto en la materia explica que esta decisión supuso que “la mal llamada utilización indebida, que se sancionaba administrativamente”, pasase a tener una calificación penal. Y eso afectaba directamente a las tarjetas de aparcamiento para minusválidos. Unos documentos que utilizan familiares para estacionar fácilmente, que otros fotocopian y después ponen su nombre y que algunos siguen usándolo hasta cuando el titular ha fallecido.

Distintas modalidades de fraude

La casuística es muy amplia, detalla la citada fuente, que apunta que el quid de la cuestión es que estos documentos “son nominativos y sólo pueden ser utilizados cuando la persona a la que se le concedió viaja en el coche”. “Algunos creen que es como heredar un trozo de tierra y van a renovar la tarjeta de su familiar muerto”, señala este policía, que recuerda el caso de un conocido artista residente en Madrid que aparcaba su BMW X5 con el permiso de su madre fallecida.

https://www.elconfidencial.com/espana/andalucia/2021-05-23/fraude-tarjeta-parking-discapacitados-pena-carcel_3089100/?fbclid=IwAR0aFhIyL4srvClCmBQIuj88AOSzdo1zYSsHBquf8UnUVRmzmNrsuF_TUK8

Uncategorized

Comments are closed.