Los móviles tienden una mano a las personas con discapacidad

140

Las personas con algún tipo de discapacidad pueden verse beneficiadas por las posibilidades de conexión, comunicación y acceso a la información que ofrecen los dispositivos móviles.

Según la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial, existen más de mil millones de personas en el mundo que viven con alguna discapacidad y, de acuerdo a los pronósticos, dicha cifra irá en aumento. Se trata de un colectivo con características muy particulares y diferentes dependiendo del tipo de limitación, ya sea física, mental o sensorial.

Los teléfonos móviles están demostrando ser una herramienta efectiva en los procesos que apuntan a disminuir la brecha digital, permitiendo la participación activa en la sociedad de la información y del conocimiento a grupos de usuarios cada vez más segmentados.

Tecnologías accesibles
Los dispositivos móviles y la conexión a Internet pueden ayudar a potenciar capacidades y a paliar limitaciones de las personas con discapacidad.

Uno de los atributos más valiosos de los teléfonos móviles es el relativo a la accesibilidad. Pero cuando se habla de acceso, no sólo se hace referencia a la capacidad de comprar un dispositivo móvil, sino, más importante aún, a la capacidad de usarlo de manera efectiva para facilitar actividades relativas al aprendizaje, entretenimiento, trabajo y a la comunicación.

En distintos países y desde los entornos gubernamental y privado, se llevan a cabo esfuerzos por otorgar mayor acceso técnico, económico y cultural al mundo de las TIC (Tecnologías de Información y Comunicación) para quienes presentan alguna situación de minusvalía.

Con esa intención, el Mobile Manufacturers’ Forum organizó el proyecto GARI (Global Accessibility Reporting Iniciative), a través del cual identifican y realizan un listado mostrando las opciones de dispositivos y aplicaciones móviles que mejor se ajustan al perfil de los usuarios con discapacidad.

Otra iniciativa que pretende ayudar a las personas con necesidades especiales en el aprovechamiento de la tecnología móvil es el portal Amóvil, liderada por la Fundación ONCE y desarrollada por ILUNION Tecnología y Accesibilidad.

Oportunidad de mercado con beneficio social
Tanto los fabricantes como los desarrolladores de aplicaciones móviles han encontrado una oportunidad de mercado que representa 5.800 millones de euros, por lo que apuestan cada vez más a propuestas innovadoras que logren elevar, en alguna medida, la calidad de vida de los usuarios con minusvalías físicas, mentales o sensoriales.

Los terminales móviles convencionales cuentan con funciones de gran utilidad para este grupo de usuarios, como por ejemplo la asignación de un tono (ringtone) para cada persona, la activación de llamada por voz, teclados más espaciosos y con superficies en relieve, la navegación por gestos, el indicador de batería con aviso sonoro y la opción de ajustar el tamaño y la calidad de la pantalla.

Además, se han sumado nuevas alternativas que tienen como objetivo principal asistir a las personas con dificultades especiales en la adopción de hábitos y destrezas digitales, destacando las siguientes funciones:

– Interfaces vocales de entrada de datos, que posibilitan el reconocimiento del habla.

– Comunicaciones a través de sistemas aumentativos de comunicación (SAC) o mediante lecto-escritura, como es el caso de In-TIC Móvil, creado por la Fundación Orange.

– Aplicaciones móviles basadas en el uso de pictogramas destinadas a personas afectadas por un trastorno generalizado del desarrollo (el síndrome de Asperger, autismo o alguna lesión cerebral).

– Dispositivos móviles con pantallas táctiles-Braille.

– Función de escáner para reconocer objetos, poniendo en práctica el concepto de “realidad aumentada”.

– Comandos que funcionan con la percepción táctil y háptica, la cual permite que las aplicaciones puedan vibrar en distintos momentos.

– Servicios de localización GPS para personas con discapacidad visual.

Apalancar limitaciones usando la tecnología móvil
La masificación de los teléfonos básicos, los smartphones y las tablets ha abierto un abanico de opciones para que los usuarios más vulnerables tengan acceso a las TIC. Sin embargo, aún existen numerosos obstáculos que interfieren en la adecuada apropiación tecnológica.

Con mucha frecuencia, las personas con discapacidad están excluidas social, cultural, legal, política y económicamente. Esto sucede en detrimento de su condición humana y de otras capacidades que quedan desvalorizadas por su limitación.

Por esta razón, la inclusión digital de este grupo de usuarios parte de una estrategia integral que pueda abarcar el conjunto de necesidades que deben ser satisfechas desde lo familiar, social, cultural, educativo, comercial y desde el diseño de políticas públicas.

Los móviles tienden una mano a las personas con discapacidad

Uncategorized

Comments are closed.