Síndrome del Cuidador quemado; Cuidar sin apoyos

La discapacidad es una situación impuesta por la vida, que obliga a todo el núcleo familiar a estructurarse de forma diferente. Esto no siempre tiene por qué ser negativo, pero a menudo en esa estructura aparecen los “cuidadores informales”.

cuidador-quemado

Se entiende por cuidador informal aquella persona que dedica su tiempo y energías a cuidar de una persona anciana, con discapacidad, enferma etc. La labor de estas personas es invisible para la sociedad y, a menudo, para el propio entorno familiar que dan por hecho que es su obligación. Además, en demasiadas ocasiones, no se repara en la necesidad de repartir las obligaciones de forma equitativa para evitar la sobrecarga del cuidador principal.
Una de las cosas más importante por parte de los cuidadores es la reflexión interna de los impactos que tienen las tareas que están realizando en su propia salud. Entre ellas cabe destacar:

Falta de tiempo de ocio y actividades para disfrutar de uno mismo.

Verse obligados a apartarse del mundo laboral.

Falta de tiempo para cuidar a otras personas de la familia.
Problemas emocionales: estrés, depresión, angustia, sentimientos de culpabilidad, etc.

Problemas económicos, etc.

Pensamientos rumiantes acerca de la situación del familiar.

Problemas con la pareja

Con frecuencia la persona que padece el síndrome del cuidador es la última en darse cuenta. Quizás un paso importante sea el no sentirse culpable por necesitar ayuda, por querer y necesitar que también nos cuiden. Es un problema que cada vez es más social y más común debido al envejecimiento de la población. Es importante en el ámbito privado educar a la familia en la repartición de los deberes y tareas a realizar.Sin embargo como propuestas más sociales podríamos establecer las siguientes:

El reconocimiento social y laboral con una remuneración a la gran labor que realizan estos cuidadores informales.
La creación de una red de apoyos al cuidador desde las entidades administrativas competentes. A través de distintas vías: facilitar la atención domiciliaria con los apoyos necesarios, prestar atención socio sanitaria tanto la persona con discapacidad como a los cuidadores, con especial enfoque al cuidador principal, la creación de una red más extensa de servicios profesionales para la atención a las personas en situación de dependencia, la promoción de la atención psicológica gratuita tanto a la persona en situación de dependencia como a sus cuidadores, la creación de grupos de autoayuda de cuidadores a través de las distintas asociaciones que atienden al colectivo de personas en situación de dependencia.

Se hace necesario también un cambio cultural que promueva la igualdad en el reparto de roles, ya que la mayoría de los casos este papel es asumido directamente por las mujeres.

El síndrome del cuidador es un trastorno que afecta considerablemente a la calidad de vida de las personas que lo padecen. Y estos impactos se ven agravados por la invisibilidad social que les caracterizan.

http://www.terapiaadomicilio.com/sindrome-del-cuidador-cuidar-sin-apoyos/

Uncategorized

Comments are closed.