Un paso adelante en una investigación científica que supondría el fin de las inyecciones diarias de insulina

boli_insulina

Empleando células madre, científicos estadounidenses han conseguido curar la enfermedad en ratones durante un período de seis meses, el equivalente a varios años en humanos. De poder aplicar este nuevo método a humanos,esto podría significar el fin de las inyecciones diarias de insulina para los enfermos de diabetes tipo 1: en lugar de inyecciones diarias, sólo necesitarían una transfusión de células madre cada pocos años.

Aunque los diabéticos pueden mantener sus niveles de glucosa bajo control por medio de inyecciones de insulina, su metabolismo sufre a largo plazo, con problemas de salud muy graves que incluirían insuficiencia renal, ceguera o pérdida de uno o más miembros. El trasplante de páncreas o la inserción de islotes pancreáticos es una solución empleada en la actualidad, pero los efectos adversos de la terapia inmunosupresiva sobre la esperanza de vida del paciente y la insuficiencia de órganos suponen un grave problema clínico.

Los autores del estudio, publicado en Nature, descubrieron en 2014 un método para emplear células madre embrionarias para producir células productoras de insulina. Al implantar estas células en ratones de laboratorio, las células comenzaron de inmediato a producir insulina en respuesta a variaciones de los niveles de glucosa en sangre, pudiendo mantener el azúcar en sangre dentro de niveles saludables durante 174 días.

De poder aplicar este nuevo método a humanos, esto podría significar el fin de las inyecciones diarias de insulina para millones de enfermos de diabetes tipo 1: en lugar de inyecciones diarias, sólo necesitarían una transfusión de células madre cada pocos años.

Un paso adelante en una investigación científica que supondría el fin de las inyecciones diarias de insulina

Uncategorized

Comments are closed.