Cuida como te gustaría que te cuidasen

cuida_como_te_gustaria_que_te_cuidasen

¿Sabes que puedes mejorar mucho la calidad de vida de la persona a la que cuidas? Aprende las mejores técnicas para que cuidar en casa combine lo profesional y la calidez de estar en el hogar.

Curso recomendado: Cuidar en casa

Descubre datos relevantes sobre la incontinencia, las personas que están ostomizadas, la prevención y cuidados de heridas crónicas, datos sobre la deglución y sobre las movilizaciones de las personas encamadas.
Incontinencia

¿Sabías qué…?

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina. Se produce por un trastorno del sistema de cierre, de la musculatura vesical o la combinación de ambas.
Aunque no es una enfermedad grave, deteriora mucho la calidad de vida de quien la sufre, ya que merma su autoestima y reduce su autonomía.
Más de 6 millones de personas en España padecen incontinencia urinaria, según un estudio de la ONI, Observatorio Nacional de la Incontinencia.
Afecta más a mujeres que a hombres y aumenta linealmente con la edad hasta ser considerada como uno de los síndromes geriátricos.
El 15% de las personas mayores de 75 años sufre incontinencia urinaria.

Ostomía

¿Sabías qué…?

Una ostomía es una intervención quirúrgica en la que se practica un orificio en el abdomen para sacar fuera el tubo digestivo o urinario, a través del cual expulsamos las heces o la orina. Por ello, hay que colocar una bolsa para su recogida.
Se produce en aquellas personas que tienen alterada la función digestiva o urinaria debido a un cáncer, una enfermedad inflamatoria intestinal o un traumatismo, entre otras.
En España existen más de 100.000 personas ostomizadas.

Prevención y cuidados de heridas crónicas

¿Sabías qué…?

Las úlceras por presión y las heridas crónicas afectan a las personas mayores y sobre todo a aquellas que están encamadas
El 95% de las heridas crónicas se pueden prevenir con la técnica adecuada.
Existen 100.000 personas diarias con heridas crónicas y muchos miles más en riesgo de padecerla.
Repercute negativamente en la calidad de vida y aumenta el riesgo de mortalidad (entre 4 y 6 veces más).

Deglución

¿Sabías qué…?

Cuando comemos intervienen el cerebro, los nervios y cerca de 30 músculos de la cara, boca y garganta.
La disfagia no es una enfermedad, sino un síntoma que aparece debido a otras enfermedades, como el Parkinson o haber sufrido una parálisis que provoque un funcionamiento deficiente de la lengua, los músculos de la garganta y del esófago.
La mitad de los mayores de 65 años tienen problema para tragar.
El 76% de las personas que sufren disfagia no están diagnosticadas.

Movilizaciones

¿Sabías qué…?

El 18% de los mayores de 65 años tiene dificultades para moverse sin ayuda.
A partir de los 75 años, la cifra se eleva hasta el 50%
Las causas más comunes por las que se producen las inmovilizaciones son debidas a enfermedades reumatológicas, accidentes cerebrovasculares, Parkinson, demencias avanzadas, una mala nutrición…
Es peligrosa la inmovilización porque se produce una atrofia muscular y de los ligamentos, se agravan los problemas que ya existían de las articulaciones, se producen problemas para tragar y aparecen úlceras por presión.

¿Sabías qué…? Tú puedes ayudar a las personas que sufren incontinencia o que están ostomizadas. Puedes prevenir que la persona a la que cuidas tenga úlceras por presión o realizarle las curas de las heridas que tenga. También puedes ayudar a quienes padecen disfagia o necesitan ayuda para movilizarse.

http://cuidadores.unir.net/informacion/cuidados-en-casa/otros-cuidados/347-cuida-como-te-gustaria-que-te-cuidasen

Uncategorized

Comments are closed.