El hachazo popular a la Ley de Dependencia

1

La Ley de Dependencia nace en 2006. Su objetivo: garantizar el bienestar de todas esas personas y de sus cuidadores. El entonces presidente del Gobierno es su principal impulsor. Pero él prefiere hablar de una conquista de toda la sociedad.

El 30 de noviembre de 2006, el Congreso aprueba la ley de forma definitiva. Pero es una ley muy complicada de aplicar, porque no está muy claro quién lo financia. En teoría son el Estado y las Comunidades Autónomas, pero se culpan mutuamente de no aportar suficiente dinero.

Con los años, el Gobierno de Zapatero incrementa de manera muy clara el presupuesto del Estado para dependencia desde los 400 millones de 2007 hasta los más de 2.000 de 2009 y 2010.

Casi 750.000 personas son reconocidas como dependientes y empiezan a recibir una prestación en forma de paga mensual o de acceso a cuidados profesionales. Además, se reconoce el durísimo trabajo de 150.000 cuidadores no profesionales, la inmensa mayoría mujeres, que empiezan a cotizar a la Seguridad Social.

Hasta que ocurre esto, Zapatero recibe presiones de Europa por el objetivo de déficit. Le piden recortes, pero no los ejecuta directamente. Lo que hace es retrasar la entrada en vigor de nuevos beneficiarios.

La consecuencia se ve al año siguiente. En 2011, el número de dependientes que entra en el sistema se reduce radicalmente. Pasa de 34.000 al mes en 2010 a menos de 10.000 en 2011.

En noviembre, el PP gana las elecciones. Y el PP no se anda con contemplaciones. Primer Consejo de Ministros como presidente y primer gran hachazo a la Dependencia: recorta 283 millones en el presupuesto y retrasa el pago de las ayudas a 400.000EL GO dependientes.

Luego vendría el decreto 20/2012 que recoge recortes de todos los colores. Para los afectados, se trata de una derogación encubierta de la ley. Pero los diputados populares acogen con júbilo las palabras del presidente. La ovación después de su intervención dura más de un minuto.

El decreto del Gobierno elimina la cotización social a casi 150.000 cuidadores no profesionales, les recorta un 15% las prestaciones, y reduce un 13% por ciento más la aportación que el Estado hace a las comunidades autónomas. En total, unos 1.000 millones de euros.

El futuro es aún más oscuro. En su plan de recortes para este año, Rajoy se ha comprometido ante Bruselas a recortar en dependencia más de 1.100 millones. Curiosamente, es una cantidad superior a los 1.087 millones que figuran en los presupuestos de 2013. Así que el dinero del Estado para dependencia será cero.

http://www.lasexta.com/programas/sexta-columna/hachazo-popular-ley-dependencia_2013062100235.html

Uncategorized

Comments are closed.