“Hay enfermos que prescinden de fármacos porque no pueden pagarlos”

Francesca Zapater, de 61 años, es la presidenta del Foro Catalán de Atención Primaria, una agrupación de profesionales sin ánimo de lucro que defienden un mayor peso de la atención primaria en el sistema público de salud. Trabaja como médica en un ambulatorio y lidia a diario con las consecuencias de la aplicación del euro por receta. El Consejo de Colegios Farmacéuticos de Cataluña y la Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria han declinado valorar la medida, implantada a finales de junio.

Pregunta. ¿Se encuentran con personas que no pueden pagar los fármacos que se les recetan?

Respuesta. Sí. Hay pacientes que eliminan alguna de las medicinas que toman porque no pueden asumir el coste del copago impuesto por el Gobierno y el euro por receta de la Generalitat. Les estamos diciendo que si no pueden pagarlos todos, nosotros haremos la criba. Ellos no saben y los farmacéuticos no conocen al enfermo como nosotros.

P. Pero las personas prestatarias de la renta mínima o de una pensión no contributiva están exentas de pagar la tasa.

R. Hay familias pobres con dos de sus miembros enfermos que se enfrentan a muchos problemas. El coste que la medida tiene para el ciudadano no es proporcionado con respecto al ahorro que genera. Y nos hemos encontrado casos de jubilados con pensiones no contributivas que siguen pagando por fallos del sistema.

P. Ustedes han buscado formas de evitar la tasa.

R. Como el euro por receta solo se aplica a los medicamentos que cuestan más de 1,67 euros, hemos elaborado una lista de medicinas disponibles en cajas pequeñas que no superen ese coste.

P. La Generalitat dice que la medida no es recaudatoria, sino disuasoria, para reducir un consumo excesivo de fármacos.

R. El Departamento de Salud ha explicado que el consumo ha bajado un 20% en julio, agosto y septiembre, pero el problema es que la tasa no discrimina en función de lo que es o no necesario, por lo que no mejora el consumo. Si se trata de racionalizar, no debe hacerse a costa de los enfermos.

P. ¿Qué habría que hacer?

R. Existen otras medidas que permiten ahorrar mucho más dinero, como retirar la financiación pública de medicamentos que no tienen ninguna utilidad demostrada o revisar la lista, de forma que si hay dos fármacos con la misma indicación terapéutica solo pueda recetarse el más barato.

P. ¿Qué efectos puede tener sobre la salud de los enfermos?

R. Es demasiado pronto para saberlo, lo que sí sabemos ya es que los enfermos están reduciendo el consumo de fármacos.

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/11/15/actualidad/1353011816_754154.html

Uncategorized

Comments are closed.